La media naranja de Aristófanes

Aprendido desde el Romanticismo de fines del siglo XVIII y principios del XIX la humanidad ama según una leyenda griega. Rescatado de uno de los textos más famosos de Platón , integramos el concepto de que amar es la eterna búsqueda de la propia carencia. Aunque todos hayamos actuado en algún momento bajo esa influencia cultural son pocos los que conocen realmente su origen.

¿Qué ocurre con las cosas que ya no necesitamos? Basura en el mar.

Poder comprar un café porque tenemos prisa y tomárnoslo por el camino, o consumir tomates sin preguntarnos si están o no en temporada, o tirar colillas donde sea porque no tenemos un recipiente adecuado a mano. Todos podríamos tener una vida más cómoda, ¿verdad? ¡Y cómo nos cuesta renunciar a dicha comodidad! Pero el no plantearnos nada, el dejarnos llevar, tiene gravísimas consecuencias.

Quieres recibir novedades de LaBulla?

Suscríbete para recibir los últimos artículos

El tiempo que nunca existió

La percepción lineal del tiempo al igual que la intención de medirlo es una característica de la especie humana. Pero los cálculos no siempre son exactos y hay que corregirlos. Esas correcciones hacen que se generen paradojas temporales en la historia. Unas paradojas incomprensibles para el razonamiento que son desconocidas por la mayoría.

La media naranja de Aristófanes

Aprendido desde el Romanticismo de fines del siglo XVIII y principios del XIX la humanidad ama según una leyenda griega. Rescatado de uno de los textos más famosos de Platón , integramos el concepto de que amar es la eterna búsqueda de la propia carencia. Aunque todos hayamos actuado en algún momento bajo esa influencia cultural son pocos los que conocen realmente su origen.

¿Qué ocurre con las cosas que ya no necesitamos? Basura en el mar.

Poder comprar un café porque tenemos prisa y tomárnoslo por el camino, o consumir tomates sin preguntarnos si están o no en temporada, o tirar colillas donde sea porque no tenemos un recipiente adecuado a mano. Todos podríamos tener una vida más cómoda, ¿verdad? ¡Y cómo nos cuesta renunciar a dicha comodidad! Pero el no plantearnos nada, el dejarnos llevar, tiene gravísimas consecuencias.

Cleopatra, la última de su dinastía

Su imagen ha sido desvirtuada por la historia. Sus enemigos más acérrimos, los romanos, vieron en ella al enemigo perfecto; mujer gobernante y extranjera. Con los siglos la tinta de occidente se encargó de reforzar esa imagen de femme fatale irresistible y peligrosa. Por suerte hubo otros registros que escaparon de la subjetividad de quienes vencen. Otros apuntes que ayudan a comprender el verdadero carácter de Cleopatra.